Dormir es muy importante para nuestro organismo. Cuando en una cama duermen dos personas es muy importante que los dos duerman bien y se despierten descansados. La compra de un colchón para una pareja es algo realmente muy complicado porque hay que tener en cuenta necesidades diferentes. Aunque teniendo en cuenta algunos detalles se puede encontrar un producto que sea ideal para la pareja.

Los efectos negativos de haber elegido mal un colchón

  • La persona más delgada suele caerse al centro del colchón,
  • Falta de sueño,
  • Dolor de espalda,
  • Dolor de músculos
  • Explotación más rápida del colchón

¿Cómo debería de ser un colchón para las parejas?

  • Tener una anchura de 140 cm como mínimo (70 cm para cada persona)
  • Tener la misma altura,
  • Ser elástico en diferentes puntos (hundirse sólo en los sitios donde se ejerza presión)
  • Estar adaptado para gente con mayor peso (en caso de que sea un colchón individual)
  • No tener ranuras (en caso de que se utilice dos colchones juntados)

¿Un colchón para dos o dos individuales?

Comprar un colchón para dos personas es todo un dilema, elegir uno grande o dos pequeños. Las dos opciones tienen sus ventajas y desventajas.

Un colchón

Con total certeza será mucho más económico comprar uno que dos. Una ventaja de esta solución es la falta del hueco que aparecería si comprásemos dos colchones, aparte del típico ‘salto’ que se crea. La desventaja es que si la pareja no comparte gustos sobre la dureza del colchón uno de ellos tendrá que ceder.

Dos colchones

Dos colchones pequeños son una opción más cara… pero más cómoda, gracias a la compra de dos colchones se pueden ajustar a las necesidades de cada consumidor. Dos colchones pequeños son mucho más versátiles, lo que significa que son mucho más cómodos de cambiar y mover. Lo negativo de esta solución es la necesidad de comprar un colchón de superficie para poder tapar el hueco que se crea entre dos colchones.

¿Cuándo utilizar un colchón o dos?

Un colchón Dos colchones
El peso de la pareja Poca diferencia Mucha diferencia
La altura de la pareja Poca diferencia en la altura Mucha diferencia en al altura
La posición en la que duermen La misma posición para dormir Posiciones diferentes para dormir
Dureza preferida Dureza similar Durezas muy diferentes

Colchones de tipo Adán y Eva

Existen unos productos que se crearon pensando en dos usuarios distintos. Estos colchones tienen nombres diferentes, dependen del fabricante: colchones de matrimonio, colchones para parejas, colchones dualsleep o colchones tipo Adán y Eva.

Este tipo de colchones están construidos de manera que en una superficie hay dos tipos de durezas: H1/H2 o H2/H3. Este tipo de diseño ayuda a que un colchón grande pueda abastecer las necesidades de dos personas con gustos diferentes en cuando a la dureza. Gracias a esto personas con diferentes pesos podrán dormir y descansar con la mayor comodidad sin la necesidad de la compra de dos colchones.

Ventajas:

  • Dos zonas independientes
  • Dos durezas en el mismo colchón
  • Se moldea para dos tipos de cuerpo: para los hombres la zona reforzada es la de los hombres, para las mujeres es la de las caderas
  • La misma altura en las dos zonas
  • La falta del hueco que se crea al tener dos colchones individuales y no tener que comprar un colchón superficial para poder taparlo.

El colchón Benidorm

Tipo de colchón: muelles ensacados

Dureza: media H2 y alta H3

Altura: 19 cm

  • Cantidad de muelles: 272 muelles/m2
  • Dos zonas de dureza
  • Una capa de espuma muy flexible
  • Flexibilidad puntual
  • Colchón de doble cara
  • Beneficios antialérgicos

Tipos de colchones para parejas

Colchones me muelles ensacados (pocket)

  • Sistema de muelles en fundas individuales
  • Cantidad de muelles: 272 muelles/m2
  • Flexibilidad puntual
  • Siete zonas de dureza