Los colchones con muelles se dividen en dos categorías: colchones ensacados y colchones bonell.

Los elegidos con mayor frecuencia son los ensacados por una gran cantidad de cosas positivas que ofrecen: el trabajo individual de cada muelle y los puntos de flexión de la superficie del colchón que aseguran la estabilidad de la superficie, además, los perfiles adicionales de cada zona aumentan notablemente las propiedades ortopédicas. ¿Por ello tenemos que olvidar por completo los colchones con muelles bonell?

Está claro que no. Los muelles bonell alineados también tienen sus ventajas y en algunos casos pueden resultar siendo una mejor opción. Este tipo de colchones actúan en la superficie del mismo  haciendo que ella se amolde al peso ejercido. El peso que aplicamos será distribuido de manera homogénea en la superficie, haciendo que ningún muelle tenga demasiada presión. Esta contrucción hace que sea uno de los más duraderos y confiables en el mercado.

Los muelles tienen forma de reloj de arena y por cada m2 nos encontramos 108 de ellos. Estos colchones también son progresivos, lo que significa que cuanto más peso haya más presión harán.

La pregunta más grande sobre estos colchones es su destino, por eso… ¿para quién es este tipo de colchón? Debido a la superficie uniforme y sin zonas es muy buena opción para adolescentes. No es muy recomendable para niños por la separación por zonas, ya que podría afectar a su desarrollo por ser demasiado bajitos y sus partes del cuerpo con coincidirían con las zonas adecuadas. Una opción ideal para ellos son nuestros colchones con muelles bonell Finestrat y Villajoiosa, su interior uniforme hará que sea una opción perfecta para varios años, además que con la cantidad de espumas que posee tendrán una muy buena calidad de sueño. También son una elección perfecta para adolescentes, pero si la cama se usa frecuentemente como sofá recomendamos el modelo Torrevieja.

Este tipo de colchones también lo pueden utilizar los adultos, si no tienen dolor de espalda y poseen un presupuesto limitado. Lo parte negativa de algunos modelos es que no son buenos para parejas, ya que causarán que el colchón tenga el efecto ola. Recomendamos que las parejas elijan las opciones con muelles ensacados.

Antes de comprar un colchón se deberían de pensar algunas cuestiones, porque después de analizar nuestras necesidades nos podremos sorprender con el resultado y decantarnos por los  colchones con muelles bonell.