Los colchones verano/invierno están fabricados con los materiales de más alta calidad y por métodos novedosos. La razón por la cual son un producto tan especial es que cada cara del colchón tiene diferentes propiedades:

  • La cara para el verano está fabricada de látex o hidrogel, estos materiales hacen que el calor no se acumule en el cuerpo sino que los desvía hacia fuera.
  • La cara para el invierno está hecha para los días fríos y tiene una capa de lana de oveja o de espuma viscolástica, siendo perfectos para calentar el cuerpo en días fríos.

Estos colchones proporcionan una comodidad extraordinaria gracias a los muelles ensacados de muy alta calidad (tienen 18 cm de altura) y la función verano/invierno, lo que conlleva una temperatura agradable en las cuatro estaciones.

Los muelles ensacados están separados en diferentes fundas cada uno, lo que hace que se muevan de forma independiente y se adapten mejor a la forma del cuerpo. Aparte, están divididos en siete zonas de dureza colocadas según las partes del cuerpo, pudiendo así proporcionar un mejor soporte a cada uno. Otra parte positiva es lo silenciosos que son estos muelles, por lo que no nos despertaremos por las noches por el ruido.

La función verano/invierno es una solución ideal para las personas que desean la mayor calidad posible de su colchón, ya que los materiales con los que están fabricados son de la más alta calidad posible. Las personas que sufren por el excesivo calor del verano ya no tienen que invertir en un sobrecolchón o fundas especiales que regulen la temperatura del cuerpo, gastándose así una fortuna. Es perfecta para poder mantener una temperatura adecuada mientras dormimos y no despertarnos sudados o helados.