La dureza de un colchón.

La dureza de un colchón se puede elegir a partir de preferencias personales, cuestiones médicas o el peso de cada uno. La manera más efectiva y saludable de hacerlo es fijarse en nuestro peso.

  • Para la gente delgada que pesa menos de 60 kg recomendamos los colchones blandos de tipo H1
  • Los usuarios que pesen de 60 a 80 kg disfrutarían sobre todo de un colchón de dureza media H2
  • La gente que esté entre 80 y 110 kg recomendamos probar los colchones duros de categoría H3

Está claro que las preferencias personales también son importantes en esta cuestión, por ello, si tiene dudas y no sabe qué dureza elegir tenemos la solución: colchones con dos tipos de dureza, así podrá ajustar la dureza a sus preferencias. Si en cambio el colchón es para dos personas con gustos y físico contrarios, disponemos de colchones de dos durezas en una misma cara, así podrán llegar al compromiso perfecto. De todos modos, lo mejor es probar un colchón en nuestra tienda física