Una de las preguntas más repetidas por nuestros clientes es: ¿Cuál es la exacta diferencia entre un tipo y el otro? ¿Cuál es mejor para mis necesidades? Por eso, en esta entrada os explicaremos las diferencias que hay entre ellos.

Los colchones con muelles podemos dividir en dos categorías:

  • Muelles bonell, son los más clásicos y están fabricados de alambre. Estos muelles se caracterizan por tener una elasticidad superficial, lo que proporciona una superficie estable y recta, por lo que son muy duraderos, transpiran muy bien y son económicos.
  • Los muelles ensacados están fabricados de acero y están separados por fundas. Esto hace que sus movimientos sean independientes haciendo que el colchón sea muy flexible y se adapte a la perfección al cuerpo. Es una muy buena elección para las parejas, ya que este sistema permite dormir con tranquilidad aunque nuestra pareja se mueva mucho mientras duerme, por lo que son extremadamente cómodos.

Los colchones de espuma pueden contener varios tipos de espuma, pero la más clásica es la espuma de poliuretano (HR) o la viscoelástica. La espuma de poliuretano proporciona una alta resistencia y se amolda al cuerpo a la perfección. Mientras que la espuma viscoelástica hace que nos sintamos como en una nube, por lo que es muy buen material para la gente que mantiene la misma posición durante la noche al dormir. Además, las espumas son hipoalérgicas.

Resumiendo, cada tipo de material se adapta a unas necesidades marcadas, cada persona puede encontrar su colchón ideal con esta pequeña guía… pero si necesita más información contacte con nosotros por el teléfono o mail que encontrará en la página principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.