Los puntos a acordarse y tener claros a la hora de comprar un colchón nuevo son:

  1. Las medidas: tiene que tener claro las medidas del colchón que quiera comprarse.
  2. La dureza del colchón: se suele elegir por cuestiones médicas, la fisiología de cada uno (el peso, altura, etc.) y los gustos.
  3. Los materiales de los que está hecho el colchón: es un punto muy importante si es alérgico a algún material o tiene problemas con su espalda. Una decisión muy importante en este punto es el tipo de colchón, ya que podemos elegir entre muelles o espumas. De estos materiales dependerá la dureza del colchón (H1, H2 o H3).
  4. El tipo de muelles o espumas: cuantos más muelles haya, de más calidad y costoso será el colchón. Si en cambio elegimos las espumas, podremos elegir entre varias que presentan una calidad insuperable. En la categoría de muelles podemos encontrar: muelles bonell o ensacados, suelen ser más duros y costosos. En cambio en la categoría de espumas tiene infinidad de opciones: viscoelástica, HR, hidrogel, etc… dependiendo de la elección tendrán unas u otras propiedades como la dureza, propiedades sanitarias, etc.
  5. El precio: tenemos que establecer un rango de precios que sea idóneo para nuestra economía y el tipo de inversión que se quiera hacer, ya que cuanto más cuesten los colchones, de más calidad serán.

Si quiere visitar nuestra tienda para comprobar los colchones no dude en visitarnos o contactar con nosotros vía e-mail o telefónica.