La falta de sueño y de descanso afecta a nuestro cuerpo, órganos, sentidos y belleza, todo esto se refleja al estudiar y trabajar ya que solemos estar irritables, nerviosos y no tenemos fuerzas para nada. Cuando nos damos cuenta de cuál es el motivo de nuestro malestar, nos dirigimos en busca de la cama adecuada para poder descansar de una vez. En este punto es donde empezamos a plantearnos los sofás, sofás cama, camas viejas, etc donde podamos intentar descansar aunque sólo sea un ratito, al empezar a probar y ver que algo falla nos planteamos más cosas.

La solución a los problemas suele ser invertir en un buen somier y colchón, siendo la única superficie que nos brindará un sueño saludable y pacífico (por supuesto, siempre que elijamos el modelo con su peso, altura y preferencias).

La dureza debe ajustarse al peso del usuario teniendo en cuenta la siguiente regla: cuanto mayor es el peso, el colchón deberá de ser más duro. Al elegir un colchón para una pareja, es mejor elegir el peso según la persona que pese más, ya que cada colchón es diferente. Difieren en los materiales a partir de los cuales están fabricados y, en consecuencia, en las propiedades de cada uno. En nuestra oferta disponemos de modelos de espuma y muelles, un mayor número de muelles ensacados hará que el cuerpo descanse mejor y la columna esté en la posición perfecta. Otras opciones son la espuma viscoelástica para los amantes de la comodidad, espuma altamente elástica para personas alérgicas y el látex si nos movemos por las noches. En nuestra tienda podrá encontrar opciones como el colchón Alicante o Benidorm.

Si no nos decidimos por tener una cama y un colchón cómodo, o por diversas razones estamos condenados a un sofá o sofá cama, para una mayor comodidad podemos cambiar ligeramente su superficie con un topper.

Es un colchón de pocos centímetros diseñado para cambiar la dureza del sitio en el que dormimos o para compensar las irregularidades de la superficie entre dos colchones. A veces, el colchón de superficie puede hacer maravillas y hacer que nuestro sueño sea mucho mejor. Los colchones de este estilo no ocupan mucho espacio, algunos pueden enrollarse y guardarse en un armario, o colocarse en una habitación completamente diferente a la de un dormitorio, por eso esta es una gran solución para los usuarios con poco espacio en su casa. Las numerosas alergias hacen que el tener un colchón será una gran solución por las fundas que pueden colocarse libremente en la lavadora y lavarse mientras que el colchón se puede aspirar de vez en cuando.

Poseer un colchón tiene muchas ventajas ya que es un producto que se compra para bastantes años, por lo que vale la pena invertir. La inversión se amortizará rápidamente. Recordemos que un sueño saludable y confortable es nuestro boleto para pasar un buen día.